Saltar al contenido

Piña deshidratada

Aquí podrás conocer sobre los beneficios del consumo de piña deshidrata para nuestro organismo. Es importante porque la piña seca sin azúcar para las personas con problemas de salud es el postre perfecto para además tomar fruta sin miedo. Los procesos de deshidratación simplemente consiste en quitarle todo el agua a la fruta, con lo que se consigue que adquiera otras propiedades a la fruta original.

Piña deshidratada: receta

Si lo que quieres es hacer piña deshidratada casera, se puede hacer de manera sencilla en casa, aquí te explico cómo se hace.

Deshidratar una piña en el horno

Lo primero de todo es comprar piñas, después esperar a que maduren. Una vez las piñas están maduritas, lo que tenemos que hacer es cortarlas en rodajas quitándole los restos de piel marrones, dejándola totalmente amarilla. Precalienta el horno a temperatura baja, pues es mejor para deshidratar, unos 70ºC. Pones en una bandeja con papel de hornear las rodajas y lo metes al horno. Lo dejas de 24 horas a 36 horas, será mejor que no cocines al horno ese día.

Si no quieres esperar tanto o estar utilizando tanto tiempo el horno, puedes adquirir un deshidratador que te dejaré a continuación.

¿Por qué comprar piña deshidratada aquí?

Aunque parezca que quitarle el agua a la fruta hace perder las propiedades, en realidad sigue manteniendo los nutrientes. De por sí, lo que hace es concentrar el azúcar al quitarle el agua, por lo que el sabor es mucho más dulce. También al consumirlas aumentan las calorías que estamos tomando. La conservación de la fruta seca, es mejor en un lugar oscuro y fresco, pudiendo durar hasta 6 meses. Se recomienda un consumo responsable pues los trozos son más pequeños pero contienen más calorías y azúcares que se añaden para la mejor conservación. Lo que permite la fruta deshidratada es el consumo con el máximo sabor sin tener que ir a países tropicales para poder probarla. Además es un alimento que ayuda a la anemia, gracias a todas las propiedades de la piña.